La Justicia Federal en lo Contencioso Administrativo ordena a la Ciudad que suspenda las clases presenciales hasta que la Corte Suprema de Justicia de la Nación defina la cuestión de fondo

0

El juez se expidió y dejó sin efecto la medida cautelar a favor de la presencialidad en las aulas avalada por la sala IV de la Cámara en lo Contencioso y Administrativo y Tributario porteña, en respuesta al reclamo ante la justicia que hicieron padres y madres de alumnos de la ciudad de Buenos Aires .

Con este panorama, el lunes la Procuración del Tesoro de la Nación pidió la inhibitoria de la justicia porteña y que se mantenga la aplicación del decreto presencial que suspendía las clases presenciales por 15 días en el Área Metropolitana de Buenos Aires para mitigar la posibilidad de contagios de coronavirus ante un escenario de crecimiento exponencial de los casos.El planteo de la Procuración del Tesoro, que encabeza Carlos Zannini, fue presentado ante la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal y recayó en el Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal Nº 2 cuyo titular es el juez Furnari, que este martes se expidió.

Con el fallo de Furnari quedan suspendidas las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, en línea con las medidas restrictivas dispuestas por el Gobierno nacional en su DNU, hasta que la Corte Suprema de Justicia se exprese al respecto.

Tras declararse competente para analizar la presentación de la Ciudad de Buenos Aires contra la suspensión de las clases presenciales en el distrito, la Corte anticipó que le dará un trámite acelerado al expediente para resolver la cuestión.

El fallo pone de manifiesto que los jueces de la Ciudad de Buenos Aires se pronunciaron respecto a un tema «en el que no eran competentes y generaron confusión e incertidumbre en la sociedad» respecto al motivo por el cual el Gobierno nacional suspendía las clases presenciales por un plazo 15 días, que tenía que ver con motivos epidemiológicos y de política sanitaria ante la segunda ola de contagios, señalaron fuentes consultadas por Télam.

Apuntaron además que «el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tomó este fallo a su conveniencia y basó su decisión de regresar a la presencialidad en las aulas en su distrito, dando lugar a un fallo que constituye un estrago jurídico», porque «la justicia porteña es incompetente para expedirse sobre un DNU que tiene carácter nacional».

«Se trataba de medidas de política sanitaria en un contexto de pandemia. La ciudad de Buenos Aires debería haberse adecuado a la norma que fue promulgada en el Boletín Oficial el pasado viernes», agregaron.

El fallo del domingo, a favor de la presencialidad en los colegios, generó además el rechazo de los gremios docentes porteños, que convocaron el lunes a un paro que tuvo alto acatamiento en las escuelas de gestión pública de la ciudad y actividad dispar en los establecimientos privados.

La medida de fuerza fue respaldada por gremios docentes como Camyp (Unión Argentina de Maestros y Profesores), AMET (Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica), Sadop (docentes privados) y Ademys, además del sindicato mayoritario en la ciudad, UTE-Ctera.

You might also like
muni obras
Leave A Reply

Your email address will not be published.