Crimen de Sartori: El último detenido por la muerte se desligó por completo de la causa

0

El porteño se desligó por completo de la causa y en su testimonio inculpó a un hermano. Cuando se le preguntó acerca de la identidad del sospechoso, dijo que ya había muerto y que no recordaba su nombre.

En tanto, rige un pedido de captura para un ciudadano paraguayo, también acusado de ser parte de la banda que mató a Sartori. Su último domicilio fue en la provincia de Formosa. En el caso de que se encuentre en el vecino país, se solicitará un exhorto a través de la embajada.

Cabe recordar que por la causa, Félix Amadeo Rosales fue condenado a prisión perpetua por “homicidio en ocasión de robo, homicidio doblemente calificado por ensañamiento y criminis causa y portación ilegítima de arma de fuego agravada por registrar antecedentes penales por delito doloso contra las personas”.

Alfredo José Alegre y Aníbal Ramón Zygalzki también recibieron la máxima pena al ser hallados coautores de los delitos de “homicidio en ocasión de robo y homicidio doblemente calificado por ensañamiento y criminis causa”.

En tanto, se condenó a José Andrés Genes a diez años por el delito de “homicidio en ocasión de robo” en carácter de coautor, y a Raúl Alejandro Ibarra a la pena de siete años de prisión al ser considerado partícipe secundario del delito de “homicidio en ocasión de robo”.

El asesinato de Héctor Sartori ocurrió el domingo 6 de diciembre de 2015 en la estancia Santa Teresa de la localidad de Felipe Yofre, donde la víctima estaba con un empleado y el hijo de este, de 16 años.

Los asaltantes llegaron en un automóvil, y según relataron los dos testigos, los delincuentes los amenazaron con un arma de fuego para luego maniatarlos con alambre. Mientras, otros tres hombres inmovilizaron a Sartori y se lo llevaron a un potrero.

Allí los malhechores le exigieron la entrega de unos 10 millones de pesos con los que, sospechaban, el ganadero de 74 años contaba. El hombre se resistió y fue atacado por uno de ellos, pero se defendió con un cuchillo con el que lo hirió. El ladrón cayó herido y uno de sus secuaces le disparó en la cabeza. Luego torturaron a Sartori para que les entregara el dinero. En ese ataque uno de ellos lo golpeó en la cabeza, se supone con un hierro, y el anciano murió. Tras esto, y al ver frustrado el objetivo, los asesinos se fueron. Los testigos del ataque pudieron liberarse de las ataduras y se dirigieron a una comisaría a denunciar lo ocurrido. Días después se descubrió que el asaltante ejecutado por sus cómplices era Juan Carlos Miérez, un peón rural oriundo de la provincia de Formosa y exempleado de Sartori. Fue identificado después de que su familia denunciara su desaparición.

(NG)

Fuente El Litoral de Corrientes

You might also like
Leave A Reply

Your email address will not be published.