Se cumplen 10 años de la desaparición de María Cash

0

María Cash tenía 29 años la última vez que su familia la vio, el 8 de julio de 2011, cuando se subió a un micro de larga distancia para ir a Jujuy desde la Ciudad de Buenos Aires. Una década después, su nombre se convirtió en tendencia en Twitter y su foto todavía se comparte de acuerdo al deseo de su padre, Federico, que murió en un accidente de auto en 2014.

En una década de investigación por la desaparición de María Cash apenas pudo descartar que no era su cráneo el que encontraron en Bolivia en 2011, y se pudo reconstruir que la última vez que alguien la vio fue el 8 de julio de ese año en un santuario de la Difunta Correa en Salta, a donde llegó haciendo dedo.

Lo que empezó como una aventura para emprender como diseñadora de modas en Jujuy se convirtió en una pesadilla de la que la familia Cash nunca despertó. El 5 de julio de 2011 María se bajó del micro en Tucumán porque «había gente que no le gustaba», según recordó su hermano Máximo al sitio Infobae.

Luego todo se vuelve confuso: se subió a otro micro a Jujuy pero se bajó en Rosario de la Frontera, Salta, desde donde un camionero la llevó a la capital de Santiago del Estero. De ahí llegó a San Salvador de Jujuy el 6 de julio de 2011, con un pasaje de micro comprado por un amigo desde Buenos Aires.

Por un motivo aún desconocido, María Cash sale de Jujuy camino a Salta. Su paso por el Hospital San Bernardo, en la capital de esa provincia, quedó registrado.

Pero para las 4 de la madrugada del 8 de julio una testigo dijo que le tocó la puerta para albergarse en su casa sobre la calle Tavella. Frente a ese domicilio funcionaba un prostíbulo, lo que alimentó la teoría de que la joven había sido víctima de una red de trata de personas.

Doce horas más tarde, María Cash fue vista por última vez en un santuario de la Difunda Correa ubicado sobre la ruta 9 al sur de Rosario de la Frontera, en Salta. El lugar es poco más que un chaperío y hay mucha gente, y el camionero que la llevó hasta ahí aseguró que le avisó que no conseguiría a nadie más que la levantara y la llevara a un lugar seguro

You might also like
Leave A Reply

Your email address will not be published.